martes, 3 de diciembre de 2013

Creerse iluminado


"El ego, constructo creado por la psicología y consistente básicamente en una serie de reacciones y defensas, se establece durante la infancia y la primera niñez. Este constructo interpreta la realidad según su visión exclusiva y crea la función de intentar mantener esa visión en funcionamiento a toda costa. No solo se llega a creer iluminado (como si el ego supiera lo que es la iluminación), sino que cree saberlo todo. El ego presume de saber quién soy, quién eres tú, qué es verdadero, qué es falso, qué es el sentimiento, qué es el amor y qué es la verdad. Llega hasta suponer que él constituye nuestra verdadera identidad. El ego es presuntuoso y se alimenta de presunciones.
La mayoría de los seres humanos están identificados con su ego. Estar identificado con el ego quiere decir que lo-que-creemos-ser está unido inseparablemente con el mecanismo egoico que funciona dentro de cada uno de nosotros…”

“A mitad de camino. La falacia de la iluminación prematura. “ Mariana Caplan. Editorial Kairos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada